Plantean que los turistas paguen un impuesto de 60 bolivianos



Turistas visitan el parque Madidi, en el norte de La Paz.


El Gobierno remitió un proyecto de ley de fondo para financiar y potenciar al sector turístico. Se aplicará a extranjeros y bolivianos que residen en el extranjero.
Un proyecto de ley del  Ejecutivo remitido a la Asamblea Legislativa propone la creación de un impuesto de 60 bolivianos, que gravará el ingreso vía área y terrestre de ciudadanos extranjeros y bolivianos que viven en el exterior cuando arriben al país.
Se trata de  la Contribución Especial para el Fomento y Promoción del Turismo (CETUR).
 La disposición está incluida en el proyecto de ley 266/16, que crea el Fondo de Fomento y Promoción de Turismo (Fontur), que será financiado con recursos provenientes de la CETUR, de donación, de créditos externos e internos y otras fuentes de ingresos diferentes a los del Tesoro General de la Nación (TGN).
"La alícuota de la CETUR es de 60 bolivianos o su equivalencia en dólares para personas que ingresen a territorio boliviano por vía aérea y terrestre, de acuerdo con lo establecido en la presente ley”, establece el artículo 11 de la propuesta normativa que fue remitida a la Asamblea Legislativa para su respectivo tratamiento.
 El objetivo es financiar la elaboración e implementación de  planes, programas y proyectos turísticos.
En el caso de los bolivianos, se gravará  a los que residan en  el exterior del país en forma permanente o por un tiempo mayor o igual a 180 días.
"El Fontur se sostendrá, entre otros, con recursos generados por la aplicación de la CETUR, de forma que se convierta en un mecanismo estable de financiación de las políticas turísticas, con el objetivo de mejorar la competitividad del Destino Bolivia”, se argumenta en la exposición de motivos.
Quedarán exentos del pago de la CETUR el  personal acreditado de misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales con pasaporte; también los tripulantes de los medios de transportes comerciales que ingresen al país, debidamente autorizados.
Tampoco pagarán las  delegaciones estudiantiles, deportivas, artísticas, gubernamentales, movimientos sociales y/o científicas acreditadas, que cumplan actividades de representación oficial de su país y personas deportadas o extraditadas.
Para el cobro vía terrestre están liberadas  las personas domiciliadas en zonas fronterizas con el territorio de Bolivia,  siempre y cuando no excedan el límite de tránsito, y los menores de dos años.
Las líneas aéreas se constituirán en  agentes de retención de la CETUR, que será incluida en el boleto aéreo. Por vía terrestre, la Dirección General de Migración será el agente de percepción del cobro, establece el artículo 13.
No pagar  la CETUR será considerada una infracción y la sanción  será reglamentada mediante decreto supremo.
Este tributo tendrá una vigencia de diez años, una vez reglamentada la futura ley.
BOLTUR: servirá para promocionar
La gerente de la empresa estatal Boliviana de Turismo (BOLTUR), Lourdes Omoya, afirmó ayer que el pago de un impuesto de parte del turista servirá para promocionar  y posicionar el destino boliviano.
"Este impuesto ya se  cobra en otros países como Perú, que lo usa para promocionar la imagen de su país, entre ellos Cusco, ruta que es muy conocida, pero se sigue invirtiendo”, dijo.
Aseguró que la medida no ahuyentará a los turistas que quieran llegar a Bolivia.
En 2015, el Estado invirtió  Bs 179 millones en el turismo
En 2015, el Gobierno desembolsó 179 millones de bolivianos para el sector turístico. Los  recursos fueron invertidos  principalmente en infraestructura, como muelles, paradores, albergues, corredores, museos, centros de interpretación y  otros.
"El Estado transfirió recursos provenientes de los ingresos por hidrocarburos a gobernaciones y municipios. Gracias a ello, la inversión pública en el  sector turismo pasó de ocho millones de bolivianos, en 2006, a 179  millones, en 2015”, señala en la exposición de motivos del proyecto de ley 266/16 que crea el Fondo de Fomento y Promoción del Turismo (FONTUR).
Dice que con el financiamiento también se logró la conectividad y  acceso mediante la ampliación de la red caminera en el país y la mejora de aeropuertos.
Sin embargo, afirma que estas obras, para que  sean aprovechadas por el turismo y generen ingresos  para la población boliviana, deben estar acompañadas por  acciones de fomento y promoción de la actividad turística, además de la generación de condiciones de seguridad y asistencia para el turista.
El Ejecutivo justifica que, por las anteriores razones, es necesario  generar un Fondo de Fomento, que se capitalice a través de instrumentos de captación de recursos económicos, que permitan al  Estado lograr sus propios ingresos.
El FONTUR  será administrado por la entidad pública desconcentrada Conoce Bolivia, dependiente del Ministerio de Culturas y Turismo.
La propuesta de norma fue remitida a la Asamblea Legislativa para su  tratamiento.

Pagina Siete / Lidia Mamani
Plantean que los turistas paguen un impuesto de 60 bolivianos Plantean que los turistas paguen un impuesto de 60 bolivianos Reviewed by Fabian on 09:23:00 Rating: 5

About