Jóvenes bolivianos en las filas de la Legión Extranjera de Francia


28 de Septiembre de 2016
GABRIEL MONTENEGRO SOSTIENE LA BANDERA BOLIVIANA JUNTO A UN GRUPO DE SUS CAMARADAS. UNO DE LOS SOLDADOS BOLIVIANOS, EN MEDIO DE UNA TORMENTA DE ARENA EN ÁFRICA (ARRIBA) DIEGO CARRASCO DURANTE UNA DE SUS TAREAS DE PREPARACIÓN (ABAJO). GABRIEL MONTENEGRO - DIEGO CARRASCO

Diego Ángelo Carrasco Encinas es uno de los pocos bolivianos en las filas de la Legión Extranjera, una unidad de élite del Ejército Francés, que en los últimos meses ha realizado tareas en contra de las acciones terroristas que aquejan a este país.
“Somos la punta de lanza cuando se presenta alguna situación bélica o de alto riesgo, somos los primeros en salir”, dijo Diego.
La Legión tiene tropas con diferentes especialidades, algunos en paracaidismo, otros en caballería, también en infantería ligera, artificeros y tropas de montaña, esta última en la que participa Diego.
Durante los dos años de formación que lleva, Diego ha tenido conocimiento de cinco bolivianos más que están en el mismo cuartel, pero solo ha logrado cierta amistad con uno de ellos, Gabriel Montenegro.
Es difícil saber con precisión la identidad de cada uno ya que al ingresar les cambian los nombres.
Según la tradición de este grupo, la Legión está integrada por voluntarios extranjeros, luego de que el Ejército Francés prohibiera el ingreso de extranjeros en la Revolución de 1830.
“Francia contrataba mercenarios para dar oportunidad a exmilitares que ya no podían estar en su país, así que les cambiaban el nombre para protegerlos”.
Gabriel, es otro boliviano que hace meses fue enviado a África y para tareas humanitarias. Cuando no se presentan situaciones bélicas, los diferentes grupos, de acuerdo a su especialidad, realizan tareas de ayuda humanitaria en diferentes países. “Este último tiempo estamos en Malí y Djibouti de África, y la Guyana Francesa”.
Los dos meses pasados, Diego estuvo trabajando en una operación centinela para vigilar y advertir riesgos de acciones terroristas y tiene prevista otra operación exterior en Nueva Caledonia, Francia.
“Estamos capacitados para reducir o en su defecto matar al individuo que represente un peligro masivo e inminente”, citó. Cuando la persona identificada es solo sospechosa es entregada a la Policía para su respectiva investigación.
¿Cómo ingresó Diego a este grupo? “Siempre quise ser militar pero no me gustaba la fama que tenían. Luego me enteré que enviando una carta desde Bolivia te daban la facilidad de presentarse si ellos lo veían conveniente”, explicó.
Cuando tenía 17 años viajó a España a reunirse con sus padres que ya habían migrado años antes para trabajar. Mientras pudo, continuó sus estudios secundarios pero, por su situación ilegal en el país, no pudo tramitar su título de bachiller.
Luego se enteró que para ingresar a la Legión Extranjera solo se necesitaba el pasaporte entonces se aventó a la travesía. Sin embargo, en el camino fue sorprendido por Migración y tuvo que ser deportado a España. “Una exnovia me hizo el favor de casarse conmigo, de manera acordada, y de esa manera pude obtener los papeles”, contó a tiempo de explicar que muchos bolivianos recurren a esta opción del matrimonio para obtener papeles pero deben pagar entre 3 y 5 mil euros.
“Me casé y al cabo de un año se regularizó mi situación, vine a Francia y me aceptaron en la Legión Extranjera como soldado”. Para entonces, Diego tenía 23 años. Pasó cerca a dos años y este boliviano ya tiene el grado de primer clase. “Soy antiguo pero tengo previsto llegar al grado de sargento en tres años más”.
Haciendo un retroceso a su vida, agradece a su padre, Hugo Carrasco, por haberle dado la oportunidad de llegar hasta allá, ya que de otro modo su destino habría sido diferente. “Si seguía en Bolivia estaría estudiando Economía, pero aquí he tenido experiencias importantes”.
La presencia boliviana es reducida
En la Legión Extranjera, la presencia boliviana frente a la de jóvenes de otras nacionalidades es reducida. “Aquí entran muchos latinos pero son pocos bolivianos”, dice Diego Carrasco que desde hace dos años forma parte de este grupo de élite francés.
“Yo veo que los bolivianos somos más disciplinados y dedicados. Existen tareas que para nosotros son parte del cotidiano, como el orden, la limpieza y la disciplina, las caminatas forzadas, que para otros son muy difíciles”.
REQUERIMIENTO Diego dice que en la Legión se necesita gente muy trabajadora como lo es una gran mayoría en Bolivia. “No sé si es por falta de información o interés, pero no vienen muchos bolivianos a la Legión”.
La situación de estos uniformados es una de las más privilegiadas. Solo para citar un ejemplo, un soldado raso -sin grado- llega a ganar entre 1.200 y 2.400 euros, de acuerdo a su desenvolvimiento. Aquellos con grados, entre 3 y 5 mil euros.

POR: ZULMA CAMACHO GUZMÁN ZCAMACHO@OPINION.COM.BO
Jóvenes bolivianos en las filas de la Legión Extranjera de Francia Jóvenes bolivianos en las filas de la Legión Extranjera de Francia Reviewed by Fabian on 07:18:00 Rating: 5

About