Choquehuanca a Evo: “El día que ya no seas candidato, habrá una matanza”



FOTOS: FREDDY BARRAGÁN / PÁGINA SIETE. Mery Vaca, subdirectora de Página Siete, David Choquehuenca e Isabel Mercado, directora.


El líder indígena dice que es constructor del proceso, pero reconoce que el único líder es Evo
Ya no vive pendiente del teléfono, disminuyó su estrés, pero aún no puede dormir toda la noche por costumbre. El excanciller David Choquehuanca, en entrevista con Página Siete, cuenta que él fue el constructor del proceso político, pero indica que el único líder es Evo Morales, por quien pone las manos al fuego. Incluso, llega a vaticinar que en el momento en que el mandatario ya no pueda candidatear, habrá una matanza en Bolivia.
¿Cómo se siente haber dejado de ser ministro después de 11 años?
Me siento más tranquilo, más relajado, no estoy pendiente al celular, antes yo tenía que dormir  con celular prendido porque podían llamar de Japón, de Suiza o de cualquier otro lugar o el propio Presidente con algún tema importante.
¿Ahora puede dormir toda la noche?
No toda la noche, es que estaba acostumbrado también a despertar, despierto de vez en cuando, pero digamos ya no con esa tensión, ya no con ese estrés.
Me llaman los compañeros de todas partes, me dicen que yo en el discurso (de despedida como Canciller) he dicho que hay mucha intriga. Hay intriga que quiere dividir a la familia campesina y quiere dividir a los indígenas, que quieren dividir al instrumento político, quieren dividir a la familia boliviana y he dicho que voy a bajar a cuidar la unidad de la familia boliviana, del instrumento político, de los indígenas; entonces ya me llaman de todas partes y me preguntan ¿cuándo vas a venir?”.
Estoy en eso estos días también retomando mis contactos a nivel internacional. Aparte de eso en Potosí tengo otra reunión con los ñaupas, los ñaupas son los antiguos luchadores, quienes hemos apostado a cambiar esta nuestra Bolivia.
¿Usted es un ñaupa?
Los ñaupas son de Potosí, yo me considero un larama, un larama es un rebelde y yo pienso que todos deberíamos de alimentar nuestro larama, somos laramas, nosotros somos guerreros del arco iris. No somos guerrilleros, el guerrillero es el voluntario, que cuando está joven temporalmente se identifica y cuando sale profesional se olvida, nosotros los guerreros del arco iris somos guerreros, estamos en la lucha 500 años o sea nuestra lucha no es temporal, como de esos voluntarios que vienen de las universidades que son guerrilleros.
Esta mirada que usted tiene de la realidad y que se ha imprimido  en la Cancillería, en las relaciones exteriores bolivianas, ¿usted cree que se va a seguir respetando y profundizando  con el canciller Huanacuni?
No sólo con el canciller Huanacuni, nosotros aparte de recuperar nuestros recursos naturales, lo más importante que se ha dado en este proceso es nuestra dignidad, tenemos la obligación de seguir respetando nuestras raíces. Yo lo he llamado al hermano Huanacuni cuando le he visto en el canal 4 hablando de nuestra cultura. Yo dije, este tiene que ser nuestro jefe  ceremonial del Estado. Estaba seguro que podía aportar y así ha sido. Ha trabajado en ceremonial del Estado muchos años, y luego han  venido los cambios. Ahora vuelve, pienso que se tiene que dar continuidad porque  estamos viviendo otros tiempos, tenemos que sentir orgullo.
¿Qué lo llevó a dejar la Cancillería después de 11 años?
Pienso que puedo aportar más desde las bases que desde la Cancillería. He desarrollado algunas destrezas, tengo experiencia. Soy constructor, he construido el instrumento político. En los años 80 ya organizamos un encuentro de jóvenes campesinos, para que nos respeten, porque antes en los micros no podíamos hablar nuestro aymara, sentíamos vergüenza de nuestros apellidos. Organizamos un encuentro de jóvenes campesinos, ahí viene el hermano Evo, los invitamos a varios líderes de otros departamentos, pero más éramos los paceños.
El 87, 88, ya en el congreso extraordinario de la CSUTCB planteamos que tenemos que construir algo nuestro. En los 90 nos reunimos algunos líderes de los indígenas, de los campesinos, donde estaba Víctor Hugo Cárdenas, que nos daba charlas de formación política. También estaba Evo Morales ahí. Con nuestro profesor, el Víctor Hugo Cárdenas, queríamos generar algo nuestro.
Elaboramos un documento político, que se llama Movimiento de mayorías sociales plurinacionales del pueblo. Yo lo llamaba al Evo, al Juan de la Cruz, a todos los dirigentes indígenas, que estaban algunos en partidos políticos de izquierda.
¿Quiere decir que Evo Morales no es uno de los fundadores?
Evo Morales tenía un liderazgo, es el fundador. Juntos, aquí no hay eso de que yo. Yo los llamaba. Él era dirigente, cuando nosotros organizamos el primer encuentro de jóvenes campesinos, lo invitamos al líder joven, al hermano Evo Morales. Terminamos nuestro evento, cuando terminamos, salimos en marcha y  la prensa se iba donde el Evo Morales. Yo decía, él tiene algo. Se sentía que él tenía algo, desde el 84. Luego yo me voy a La Habana, y cuando vuelvo busco a Evo y a otros y empezamos a articular.
Esta construcción colectiva, ¿no indicaría que el liderazgo se pueda compartir?, ¿por qué apuntalar un solo liderazgo durante 11 años, cuando usted mismo nos cuenta que fue una construcción colectiva?
Eso depende del pueblo, no depende de las personas.
Pero, al pueblo no se le ha consultado sobre el liderazgo de David Choquehuanca, por ejemplo.
Es que yo no quiero ser.
Podríamos poner cualquier otro nombre. No se le ha preguntado al pueblo si prefiere a Evo o a otro conductor, sólo se le consulta sobre Evo en comparación con un opositor.
Yo dije el otro día, al pueblo no hay que consultar un sola vez, hay que consultar todas las veces que sea necesario, no hay que tenerle miedo al pueblo. El pueblo es sabio.
En un programa chileno, cuando le preguntaron si quería ser candidato, usted dijo que dependía del pueblo. ¿Usted cree que el pueblo es tan malo como para no quererlo a usted?
El pueblo es sabio, no es bueno ni malo. Dicen que la voz del pueblo es la voz de Dios.
¿El pueblo y Dios quieren a Evo para siempre?
Puede ser, al pueblo no hay que consultarle una sola vez.
Pero, quiero seguir contando cronológicamente cómo fue el movimiento. El 12 de octubre de 1992 movilizamos en La Paz a 80.000 hombres y mujeres. Nos quedamos rodeando la plaza Murillo. Ese día nos hemos hecho respetar, hemos dicho, 500 años nos han humillado, que nos respeten un día. Pobre de aquel que venía con su corbata, chicotazo limpio. Nos hemos hecho respetar. Pobre de aquel que se animaba a cruzar, había gente que se sacaba la corbata antes de pasar. Esto ha significado una acumulación de fuerza política.
Teníamos un manifiesto donde es Víctor Hugo Cárdenas quien firma y quien era nuestro ideólogo; pero como ha habido acumulación de fuerza política, él se ha hecho tentar, por eso digo hay que ser consecuente, si Víctor Hugo Cárdenas no se hubiera hecho tentar, el Víctor Hugo hubiera sido ahorita (el líder), él era nuestro líder, él ha hecho un aporte importante ideológicamente, colonialismo interno y colonialismo externo.
¿Todavía pueden tender puentes?
Pienso que no, pero si él no se hubiera dejado llevar, él era. 
Ahora el MAS es un partido. Usted hacía referencia a la intriga, es algo que no se puede ocultar.¿Cómo se plantea el MAS, en ese contexto, el desafío de buscar la continuidad o la sucesión de Evo Morales?
No es la continuidad de Evo Morales, es la continuidad del proceso de cambio. Preguntamos a la población y si analizamos, esto no se hubiese dado si no es con Evo Morales.
No nos ha respondido al tema de la intriga
Hay intriga pues, ustedes lo están viendo.
¿Quiénes son los autores de la intriga?
En todo el país hay intriga.
Usted se refería al MAS.
No, yo me referí al país.
Pero, en el MAS también hay intrigas.
En todas partes hay intrigas. En Página Siete seguro que también.
Hablemos de las intrigas del MAS.
Si vamos a hablar del MAS, en el MAS somos como un familia, y como en toda familia, no todo es una taza de leche, no nos vamos a engañar. Como en toda familia hay problemas, pero somos una familia. En el MAS dije los indígenas somos una familia.
Por eso he ido donde el padre Pérez, cuando dice Ricardo Calla: "Se barrió”. No se barrió con nadie. Yo no tengo grupos.
¿Usted no se siente barrido?
No, no, yo no me siento barrido. No sólo siento. Yo estoy seguro de que en el MAS no hay eso, tal vez algunos piensan así, es la lógica de ellos, somos un solo gobierno, no tengo grupos.
Así como en la primera parte habló de intrigas, también dijo: "Nosotros somos los indígenas, somos los laramas, no somos los universitarios ni guerrilleros”. Universitario y guerrillero es el Vicepresidente.
No, no, dije cuando están en la universidad todos son de izquierda, cuando ya son profesionales se entregan al mejor postor. Nosotros somos guerreros.
¿Hay de esa gente en el MAS?
No en el MAS, sino en el Gobierno hay muchos funcionarios que no quieren el éxito de este gobierno indígena.
¿De qué niveles estamos hablando?
De manera general, hay muchos funcionarios que no quieren el éxito de este proyecto.
Se ha conocido que usted junto con el ex ministro Quintana se encargarán de buscar la vía para la repostulación del presidente Morales, ¿cómo piensa encarar este proceso, y cómo es la relación con Quintana, que ha sido uno de los ministros más resistidos, incluso dentro del MAS?
Yo voy  a bajar a las bases, yo tengo comunidad, ya estoy bajando, he estado en Guaqui bailando con los hermanos, voy a ir a nivel internacional a ver este tejido de las organizaciones sociales y coordinar con las organizaciones y luego la dirección nacional del MAS decidirá qué hacen otras personas.
O sea, ¿no van a hacer un equipo?
Yo estoy bajando, y la dirección nacional decidirá qué hacer con las exautoridades. Otros se van a ir a fuera. Van a cumplir su función en el exterior, otros vamos a estar aquí. Yo he tenido varias ofertas ya.
¿Qué ofertas ha tenido?
Ofertas en varios organismos internacionales para trabajar, para asumir alguna responsabilidad. Tengo varias ofertas, tengo varias invitaciones también para conferencias, tengo que organizarme, quiero descansar, dedicar tiempo a la familia. Luego, nosotros no podemos dejar esta lucha.
¿Cómo es su relación con el Presidente. Siempre se los ha visto en una relación fraterna, ahora, ¿cómo es esa relación?
Es una relación de hermano. Desde que he empezado a construir yo he visto algo en él. Yo sí puedo dar fe y puedo meter la mano al fuego por la honestidad del hermano Presidente, yo sí lo conozco. Además, yo he decidido desde antes apoyarlo a él, nunca he querido ser ni candidato ni nada.
Yo estoy para apoyarlo al hermano Evo. Y lo voy a apoyar hasta el final en las buenas y en las malas, estoy para apoyarlo a él. La relación es de hermano, aunque seguramente mucha gente quiere dañar esa relación. Charlamos, yo le he dicho quiero descansar. No sólo a él, sino que quiero descansar, hace dos años atrás yo le dije: "Presidente, quiero descansar, quiero bajar a las bases”, él me dice: "Qué quieres hacer”, yo le he dicho: "Quiero dormir tres meses”. Y otra vez conversamos con él y le digo: "Presidente, el día que ya no puedas ser candidato ya no quiero estar en Bolivia, quiero estar lejos, porque va a haber matanza en este país”.
¿Eso va a pasar?
Eso yo no lo sé. Por eso tiene que ser  él.
¿Cómo debe ser el binomio del 2019 del MAS, hombre, mujer, camba, colla, indígena, intelectual?
Yo he dicho, el pueblo es sabio, no hay que tratar de manipular cómo tiene que ser, hay que conversar con los hermanos y ellos decidirán, pero tiene que ser pensando en nuestra Bolivia.
Quién más puede garantizar estabilidad en este momento, en este país, tu familia necesita estabilidad, las universidades necesitan estabilidad, los empresarios necesitan estabilidad, preséntenme a alguien, quien más puede garantizar estabilidad en este país, es el hermano Evo.
He dicho.

El excanciller en las filas, como un ciudadano más
Llegó a las oficinas de Página Siete sin escoltas, sin vehículo oficial, sin periodistas que estuvieran persiguiéndolo. Vestía una chamarra deportiva y lucía un rostro más relajado que el acostumbrado.
El excanciller David Choquehuanca es ahora, o al menos parece ser, un ciudadano común y corriente, de esos que hacen fila cuando necesitan un trámite.
Está sacando su pasaporte diplomático como excanciller y para eso necesita un certificado que lo obligó a cruzarse con la desesperante burocracia estatal
"Voy abajo y me dicen: ‘No, primero tiene que ir arriba, tiene que depositar’. He hecho fila abajo, luego he ido arriba, y ahí me han dicho: ‘No, pero tiene que tener una orden’. ¿Y dónde saco la orden? ‘Abajo’. Pero, por qué no me han indicado eso abajo. He vuelto abajo y ahí me dan la orden para que saque arriba. Ya he depositado los 50 bolivianos, después de depositar me dicen:
 ‘Tiene que irse abajo’. Yo llevo abajo mi fotocopia de carnet, y después de hacer fila me dicen:
‘No, son tres fotocopias de carnet’. Y yo digo: ‘pero, por qué no ponen en la pared eso’”.
Choquehuanca se toma la cabeza con las manos y recuerda que cuando era Canciller los funcionarios iban a su oficina a hacerle firmar. Nada más.
Ahora, además de hacer sus propios trámites, según dijo, está haciendo de electricista y plomero en su casa, donde tenía muchos asuntos pendientes.
Sus manos están en los cables, pero su cabeza sigue en la política. Por eso dice que ya está recorriendo los pueblos y hasta acompañó a Evo a una entrega de obras en el Altiplano.


Pagina Siete
Choquehuanca a Evo: “El día que ya no seas candidato, habrá una matanza” Choquehuanca a Evo: “El día que ya no seas candidato, habrá una matanza” Reviewed by Fabian on 05:09:00 Rating: 5

About